Café Müller/Le Sacre du printemps.Teatro San Carlo.Nápoles.

Cuatro años después de su muerte, el Teatro di San Carlo (1737) en Nápoles (Italia)  hace el debido homenaje a Pina Bausch, una artista que revolucionó el lenguaje de la danza en profundidad y que influyó de forma decisiva en todas las artes del siglo XX. Su nombre se asocia con el nacimiento de la danza-teatro, una nueva concepción del arte de la danza que ha influido en posteriores generaciones de bailarines.

Se presentarán del 11 al 14 de julio de 2013 dos de sus coreografías más importantes:

Café Müller y La consagración de la Primavera.

“To understand what I am saying, you have to believe that dance is something other than technique. We forget where the movements come from. They are born from life. When you create a new work, the point of departure must be contemporary life — not existing forms of dance.”

Pina Bausch

Café Müller

En 1978 Pina Bausch crea “Café Müller”, quizá su obra más autobiográfica. Esta pieza de Bausch sigue siendo un verdadero manifiesto para los artistas de teatro y danza, una creación nacida con música de Henry Purcell. Un “lamento de amor”, una metáfora poética de la dificultad del contacto real entre los seres humanos.

Formaba parte de una velada compartida con otros tres coreógrafos (Gerhard Bohner, Gigi-Georghe Caciuleanu y Hans Pop), cada uno de los cuales debía imaginar su propia manera de habitar un decorado de café abandonado realizado por Rolf Borzik. Pina recuerda el que su padre tenía en Solingen, donde creció, refugiando su infancia entre las patas de las mesas, viendo el mundo desde abajo y sin ser vista. “No tenía conciencia de todo lo que estaba pasando a mi alrededor. En todo caso no recuerdo oír hablar de la guerra. Era una niña muy tímida. Yo vivía en aquel restaurante. Y para un niño, un restaurante puede ser un lugar maravilloso: había tanta gente y pasaban tantas cosas extrañas”.

Pero las sillas y mesas de aquel pequeño café alemán de posguerra nada hace pensar en un juego de niños. Pina levanta con ellas un paisaje  desolado e inquietante, que habla de la incomunicación y la imposibilidad de amar en un mundo sin esperanza, con la muerte como único horizonte posible. El abandono, el fracaso, el dolor de no ser amado. Esa figura frágil, la propia Pina, con los ojos cerrados, vestida con un camisón blanco, los brazos implorando, los pasos indecisos.Un fragmento de Café Müller abría la película de Pedro Almodóvar Hable con ella, es el único capítulo en la historia del Tanztheater Wuppertal en el que Pina Bausch baila.

La música , La reina de las hadas (The Fairy Queen) es una semi-ópera del barroco compuesta por el músico inglés Henry Purcell sobre una adaptación anónima de la comedia Sueño de una noche de verano de William Shakespeare. Y Dido y Eneas, una ópera cumbre del Barroco inglés con prólogo y tres actos y sobre libreto de Nadum Tate basado en un capítulo de La Eneida, de Virgilio.

Cafe Müller “(1985 Versión para TV):

Café Müller

Música: Henry Purcell

Coreografía: Pina Bausch

Vestuario: Rolf Borzik

Dirección: Dominique Mercy, Thusnelda Mercy, Robert Sturm

Intérpretes : Helena Pikon, Dominique Mercy, Barbara Kaufmann, Jean-Laurent Sasportes, Michael Strecker, Azusa Seyama/ Aida Vainieri.

————————————————————————————————————————–

La Consagración de la primavera

©MaartenVandenAbeele

En 1975 Pina Bausch monta su versión de la “Consagración de la Primavera”, de Igor Stravinsky, la prueba de algunos de los mejores coreógrafos , incluyendo Maurice Béjart, Martha Graham y Vaslav Nijinsky, autor del polémico estreno en 1913 en el Théâtre des Champs-Elysées en París. La revisión de la artista alemana nunca está fuera del repertorio de la Tanztheater Wuppertal, la compañía que fundó en 1973. Treinta bailarines, quince hombres y quince mujeres, bailando en un escenario cubierto de barro: un rito seco y violento por la designación de la joven destinada al sacrificio.

Pina aborda el tema de la oposición. Se cristaliza en una sucesión de luchas y enfrentamientos hasta el sacrificio final de los Elegidos.La fuerza de salvajismo y la  formidable de la partición se materializa en una coreografía primaria brutal, bárbara, primitiva que se extiende e inteligentemente utiliza el componente rítmico  de la partitura.

La consagración de la Primavera

Música: Igor Stravinsky

Coreografía: Pina Bausch

Escenografía y vestuario :Rolf Borzik

Dirección :Barbara Kaufmann, Dominique Mercy, Kenji Takagi.

Intérpretes: Pablo Aran Gimeno, Rainer Behr, Andrey Berezin, Damiano Ottavio Bigi, Wladislav Bondarneko Luiza Braz Batista, Lea Burkart, Chang-Wen Hsu, Meritxell Checa Esteban, Ching-Yu Chi, Aleš Čuček, Da Soul Chung, Ji-Hye Chung, Clémentine Deluy, Darwin Diaz, Silvia Farias Heredia, Mareike Franz, Rudolf Giglberger, Chrystel Guillebeaud, Ditta Miranda Jasjfi, Scott David Jennings, Daphnis Kokkinos, Kyungwoo Kwon, Thusnelda Mercy, Cristiana Morganti,  BalncaNoguerol Ramirez, Jorge Puerta Armenta, Franko Schmidt, Azusa Seyama, Julian Stierle, Michael Strecker, Fernando Suels Mendoza, Cristiana Morganti, Tsai-Weii Tien, Anna Wehsarg,Tsai-Chin Yu, Paul White, Sergey Zhukov.

————————————————————————————————————————

Teatro di San Carlo. Napolés. Italia

Jueves 11 julio 2013, 21.00
Viernes 12 julio 2013, 21.00
Sábado 13 julio 2013,21.00
Domingo 14 julio 2013, 17.00

Via San Carlo, 98 80132 Napoli

http://www.teatrosancarlo.it

Anuncios